En el libro de Juan Forch “Animitas templos de Chile” se abre con el siguiente texto:

 

 

la animita:

presencia ineludible
del paisaje chileno 

guijarros ascendentes regados
  por  veredas natías

nidal de aves que alzaron el vuelo

posta de la deserción

albergue aposento barraca  basílica
cabaña  capilla casamata 
covacha cubil cuchitril cueva
choza desván domicilio gruta
guarida madriguera mansión
morada rancho refugio residencia
santuario tabuco templo tugurio

casa

posada del que escarba el cielo

*

la animita:

arquitectura sin viviente ni cadáver                     

templo mínimo

mausoleo a la muerte anónima

albergue vacuo

iglesia sin Dios

prisión del alma en pena

peldaño inicial
de la más larga escala

pasadizo 
a la oquedad

umbral
del alba irrevocable

foso
de la incredulidad

*

la animita: 

religión sin jerarquía
deidad elegida
divinidad más próxima
Mesías anonadado

ceremonia peregrina
de una palabra

rezo
ignoto

iglesia
al viento

oráculo

 

mudo

 

 

Libro de Forch
Libro de Forch